Nariz

Diagnóstico Endoscópico

Es un procedimiento que se utiliza para observar el interior de la cavidad nasal y las aberturas de los conductos nasales. Su proveedor de atención médica inserta un endoscopio (un tubo largo con una cámara y una luz) en la nariz para examinar la región nasal y sinusal. La cámara captura imágenes de video y las proyecta en una pantalla.

 

En el abordaje de los problemas respiratorios nasales, hacemos un diagnóstico y una valoración de cada caso para determinar cuál es el tratamiento médico, quirúrgico y complementario, que más conviene a cada paciente.

La endoscopia nasal es la prueba principal para detectar patologías relacionadas con la nariz y su funcionamiento, lo que permite hacer la exploración y diagnóstico diferencial. Para detectar problemas en los senos paranasales la prueba principal es el TAC rinosinusal.

¿Cuándo se necesita una endoscopia nasal?

El especialista puede recomendarle una endoscopia nasal si tiene:

  • Congestión u obstrucción nasal.
  • Rinosinusitis (inflamación o infección nasal y de los senos paranasales).
  • Dolores de cabeza.
  • Dolor facial encima de los ojos y alrededor de los senos paranasales.
  • Hemorragias nasales crónicas.
  • Pólipos nasales.
  • Tumores nasales.
  • Anosmia (pérdida del sentido del olfato).
  • Fuga de líquido cefalorraquídeo (LCR) (una afección rara en la que el líquido transparente que rodea el cerebro se escapa a través de un orificio o desgarro en los tejidos conectivos).

La endoscopia nasal también se usa para ciertos procedimientos, que incluyen:

  • Obtención de un cultivo de senos paranasales o una muestra de tejido (biopsia).
  • Extracción de un objeto extraño de la nariz de un niño.
  • Tratamiento de infecciones de los senos paranasales, pólipos nasales y tumores nasales.