Nariz

Septorrinoplastia

La septorrinoplastia es un tipo de rinoplastia que se ocupa de la remodelación del tabique nasal con fines terapéuticos y estéticos. Su finalidad es corregir desviaciones y malformaciones del tabique nasal para mejorar su funcionamiento y facilitar la respiración, pero también puede corregir algunas imperfecciones de la nariz. Esta doble función es la que la diferencia de la rinoplastia simple (que solo trata de mejorar la estética de la nariz) y de la septoplastia (que corrige el tabique nasal solo con fines médicos). Los mejores resultados se obtienen si la remodelación a realizar es leve.

¿En qué consiste la operación?

La operación casi siempre se realiza bajo anestesia general. La operación suele durar de 1 a 2 horas.

 

El especialista hará un corte en la mucosa (el revestimiento similar a la piel del interior de la nariz) y lo levantará del cartílago y el hueso. Retirarán las partes de cartílago y hueso que estén dobladas y volverán a colocar el resto en posición recta.

 

El especialista puede refinar la punta de su nariz quitando parte del cartílago. Si tiene una joroba (dorso) en la nariz, se la afeitarán.

 

El especialista también puede enderezar y estrechar los huesos nasales rompiéndolos y luego colocándolos (infracción).

 

Es posible que el especialista necesite sostener o reconstruir parte de su nariz usando un injerto de cartílago, un injerto óseo o un implante artificial.

 

El especialista puede taponar el interior de la nariz para evitar el sangrado y colocar una férula y vendajes en la parte exterior de la nariz como apoyo.

La septorrinoplastia es un tipo de rinoplastia que se ocupa de la remodelación del tabique nasal con fines terapéuticos y estéticos