Oído

Timpanoplastia

Es el tratamiento quirúrgico que se ocupa de tratar los problemas y las enfermedades del oído medio. Principalmente, la intervención consiste en la reparación de la membrana del tímpano para cerrar así su perforación.

 

El tímpano es una parte fundamental en el proceso auditivo. Como tal, el tímpano es una membrana que se encuentra en el oído medio, separándola del oído externo. Gracias a su vibración, el tímpano puede transformar las ondas sonoras que llegan al cerebro a través del oído externo.

 

El objetivo de la timpanoplastia es reconstruir la membrana del tímpano y su mecanismo de transmisión, así como lograr una buena posición, estabilidad y movilidad para el tímpano. La timpanoplastia se realiza normalmente bajo anestesia general y su duración oscila entre dos y tres horas.

 

La timpanoplastia se lleva a cabo cuando existe daño o una perforación en el tímpano de una persona, un hecho que reduce la capacidad auditiva de quien lo padece, además de hacerle más propenso a sufrir infecciones de oído.

 

Existen diversas causas por las que se puede dañar el tímpano:

  • Existe una infección severa en el oído
  • El paciente ha sufrido un traumatismo
  • Se ha introducido alguna cosa en el interior del conducto auditivo
  • Se ha realizado una cirugía para poner tubos de timpanostomía

Normalmente, el especialista esperará al menos seis semanas para recomendar la cirugía una vez que se ha identificado la perforación o el daño en el tímpano. La timpanoplastia se puede realizar en los siguientes casos:

  • El agujero o la abertura del tímpano son grandes
  • Existe una infección de carácter crónico en el oído y los antibióticos no funcionan
  • Existe una acumulación de tejido en torno al tímpano

Estos problemas pueden afectar a los huesos pequeños que se sitúan tras el tímpano. En el caso de que suceda, se puede llevar a cabo una osiculoplastia.