Nariz

Turbinoplastia

Se denomina turbinoplastia a la técnica quirúrgica que tiene como finalidad la disminución del tamaño de los cornetes, por lo general el cornete inferior; dicha técnica se realiza en los casos en los que los cornetes, de uno o de ambos lados, son los responsables de una obstrucción nasal. La reducción del tamaño de los cornetes puede realizarse mediante diferentes técnicas. Una de las más utilizadas es la radiofrecuencia: Se trata de una forma de energía electromagnética que, al ser aplicada, mediante un electrodo a los cornetes, producirá un aumento de la temperatura de los tejidos, con un daño mínimo de las estructuras próximas. Ello generará, después de unos días, una zona de retracción, es decir de disminución del volumen de los tejidos intervenidos, en este caso de los cornetes.

 

También podemos emplear la cirugía endoscópica nasosinusal, realizando una extracción del hueso de los cornetes inferiores para disminuir su tamaño de forma definitiva. La intervención se realiza a través de los orificios nasales, por lo que no deja cicatrices externas.

¿Cuál es una de las razones por las que se puede realizar una turbinoplastia?

Obstrucción nasal

 

En circunstancias normales, los cornetes se hinchan y encogen. Este proceso alterna entre los conductos nasales cada pocas horas. Sin embargo, en algunas personas, los cornetes pueden hincharse excesivamente y pueden bloquear el paso del aire de tal manera que experimentan una sensación de obstrucción nasal. Si los tratamientos médicos no lograron controlar estos síntomas, se puede considerar una turbinoplastia. Este procedimiento se puede combinar con otras operaciones en la nariz, como una septoplastia o una cirugía endoscópica de los senos paranasales.

¿En qué consiste una operación de Turbinoplastia?

Una operación de turbinoplastia se realiza principalmente con anestesia general y se realiza a través de las fosas nasales sin cortes externos.

 

Generalmente se usa un endoscopio junto con otros instrumentos especializados para reducir la mayor parte de los cornetes.

 

Es posible que necesite tapones nasales temporales.